Butter

Erin Jade Lange

Butter es una de esas extraordinarias ocasiones, en las que lo entrañable y lo amargo se juntan para dar paso a una obra llena de significado.

Sebastián G. Mouret, administrador de El coleccionista de mundos


50% conmovedor, 50% morbosamente divertido. La voz de Butter es tan honesta, original y cruda que es imposible no cogerle cariño. Definitivamente, el tipo de novela que debería llegar a todas las estanterías.

andrea Tomé, autora de Corazón de mariposa y Desayuno en júpiter


Una forma interesante de hablar sobre el malestar vital, la apatía y las formas que tenemos de intentar mantenernos enteros, aunque a veces sea torpemente y negándonos a ver la realidad de lo que nos rodea.

Clara cortés, autora de Al final de la calle 118 y Cosas que escribiste sobre el fuego

Butter tiene 17 años y pesa 190 kilos.

Su madre trata de hacerle feliz a través de la comida y su padre no le dirige la palabra desde hace años. Antes, trataba de sobrevivir al instituto por las mañanas y, por las noches, tocaba el saxofón a la luz de la luna, mientras pensaba en la chica de la que está enamorado.

Y ahora, Butter es el chico más popular del instituto.

Pero esa popularidad tiene fecha de caducidad: Nochevieja. La noche en la que prometió conectar su webcam y cumplir su plan de comer hasta morir, la noche por la que todos lo admiran y la noche que tanto teme.

Brutal y genuina, Butter es una novela sobre el silencio ante el acoso escolar que, a través de la desgarradora voz de su protagonista, narra una historia que podría estar pasando en tu propio instituto.

Te puede interesar...