¿Creéis que ahora como mucho? Pues eso no es nada.

Conectaos el 31 de diciembre, porque voy a retransmitir mi última comida en directo con mi webcam. Los condenados a muerte tienen derecho a una, así que ¿por qué yo no? No puedo soportar mi tamaño durante un año más, pero sí puedo terminar este año a lo grande. Si tenéis estómago para aguantarlo, estáis invitados... a verme comer hasta morir.

-Butter